Deutsch  English  Espagnol  francaise
 

Posibilidades de combatirlos

Estrategias de lucha con éxito requieren productos que respondan a las exigencias más distintas. Junto a trampas mecánicas y fumigaciones, se emplean generalmente substancias activas raticidas para combatir a los roedores dañinos. Estos raticidas se pueden dividir de manera aproximada en los llamados venenos agudos y en productos de efecto "crónico" (anticoagulantes).

Los venenos agudos, p. ej. fosfuro de cinc, actúan de forma relativamente rápida después de ser ingeridos y los animales mueren en minutos hasta horas. Sobre todo en la lucha contra los ratones estos productos juegan aún un papel esencial.

Anticoagulantes son las substancias que se emplean más frecuentemente en la lucha contra ratas y ratones. La ingestión de estas substancias provoca una hemorragia interna de forma que el animal dañino muere debilitado y sin dolor después de varios días. La muerte aparentemente natural y retrasada tiene la gran ventaja de evitar el rechazo al cebo.