Deutsch  English  Espagnol  francaise
 

Rata de alcantarilla (Rattus norvegicus)

Biología:

La rata de alcantarilla es la especie más común con la que nos encontramos, y su nombre común indica su predilección por el agua. Se las puede encontrar en tumbas, ríos, canales o arroyos. Desde allí llegan al sistema de canalización y, con ello, en el entorno inmediato donde habitan los humanos. También la podemos encontrar en lugares secos como vertederos, establos de ganado o almacenes de cereales. Estos animales son de talle bajo y gordos y pueden llegar a medir 26 cm de longitud. La cola, de hasta 20 cm, es siempre más corta que el cuerpo. El manto es de gris oscuro a marrón rojizo en el lomo, en el abdomen es de gris claro a blanquecino. Estos animales tienen de dos a tres camadas de 8 crías de media cada una al año. La rata de alcantarilla vive en manadas y se la conoce por su inteligencia y desconfianza.

Daños:

La rata de alcantarilla come de todo y provoca daños comiéndose los alimentos y el pienso, y contaminándolos con heces y orina. Además, por su actividad roedora causan serios daños materiales. Finalmente, las ratas tienen una importancia destacada por transmitir a los humanos y animales domésticos enfermedades tan temidas como la peste, el cólera, las triquinosis, la rabia y la fiebre aftosa, etc.

atrás